El periodismo subvencionado incita a la desobediencia

barretina
barretina

Los pueblerinos de flequillo y coleta, de poliéster y boina, están nerviosos; jamás pensaron en una España tan fuerte: en su imaginario adoctrinante figura el menosprecio a una España palurda e ignorante que no existe. Lejos de entenderlo, siquiera de verlo, siguen retroalimentando el odio. Normalmente pienso que son imbéciles que creen sus propias elucubraciones; ahora dudo de si son malvados que se convencen de sus mentiras. Quizá ambas cosas son la misma; si no lo son, tienen al menos el mismo resultado: el ridículo exuberante; y el mismo origen: el odio heredado generación tras generación. Luego, están los que se inmolan; y con ellos, a sus padres y a toda su familia, pensando que así formarán parte del complot golpista; cuando el odio empezó contra ellos y sólo contra ellos: inmigrantes harapientos que venían a quitar el trabajo a los indígenas, a contaminar su lengua, sus costumbres: xenofobia en estado puro.

Aquí los iluminati  -de genes más galos que hispanos- siguen incitando a la desobediencia por el artículo 26; es decir, hacer lo que me da la gana.

https://www.vilaweb.cat/noticies/si-no-tenim-present-larticle-26-estem-perduts/

 

 

Deja un comentario