Despliegue de la red

La mayoría de las instalaciones de fibra óptica de hoy en día se realizan utilizando uno de los tres métodos más conocidos. Cada uno de ellos tiene ventajas e inconvenientes respecto del otro y son elegidos para cada instalación en función de varias consideraciones como por ejemplo, económicas, derechos de paso, características de la red, estéticas y de cuidado del entorno. Dos de estos métodos enrutan el cable por el subsuelo y el otro transporta el cable por encima del terreno mediante postes. Esquemáticamente:

  • Soterramiento directo
  • Canalizado y soterrado
  • Instalación aérea
Armario distribuidor
Armario distribuidor

Instalación de fibra óptica en el terreno

Soterramiento directo

Cuando se trata de instalaciones nuevas o rehabilitadas son más utilizados los soterramientos, ya sea canalizados o directamente el cable bajo el suelo. Se deja la instalación aérea para las infraestructuras cuyas conducciones ya están saturadas y sería costosa su ampliación.

Para el soterramiento directo, donde el cable de fibra va sin protección, y por tanto en contacto directo con el suelo, es necesario el uso de maquinaria pesada. El cable es introducido en el terreno creando una zanja (que ha de ser recubierta posteriormente) o simultáneamente excavando e insertando el cable con máquinas especializadas. Es el sistema más costoso inicialmente de los tres.

Grúa soterra fibra óptica
Grúa soterra fibra óptica

Soterramiento canalizado

Las instalaciones canalizadas requieren la colocación previa de un conducto que conducirá uno o varios cables entre dos puntos de acceso. Los puntos de acceso son registros de manipulación que pueden ser tan grandes como para la entrada de una persona o tan solo como una mano. Este tipo de instalación requiere un dispositivo de introducción del cable dentro de la canalización (también puede ser manual), un instrumento de medida de tensión y un lubricante compatible con la fibra óptica que reduzca la fricción en la canaleta. Las redes canalizadas se suelen instalar como previsión a futuros requerimientos de capacidades, ya que, son fácilmente ampliables.

Canalizando fibra óptica
Canalizando fibra óptica

Instalación aérea de fibra óptica

La instalación de cable aérea se realiza sobre postes y torres que, permiten el enrutamiento del camino de transmisión óptico sobre el terreno. El método más común es usar un cable metálico guía entre los postes o torres que servirá de soporte duradero de las fibras que son mucho más delicadas.

Tendiendo fibra óptica
Tendiendo fibra óptica

La red en el hogar

La llegada de la fibra óptica hasta el hogar requiere, además de la instalación que realiza la compañía que distribuye la señal, de un desembolso por parte del usuario del servicio que garantice la correcta distribución de la señal. La instalación dentro del hogar ha de incluir cableado y tomas suficientes: en cada habitación se recomienda un mínimo de dos tomas. Además esta instalación interior ha de cumplir la ISO11801 (categoría 5E). La instalación ha de unir dos puntos cualesquiera de la casa, cumplir cualquier topología de red, ser de las mismas características y cumplir los estándares internacionales y ser de manejo sencillo.

El punto de entrada al hogar de la fibra óptica se realiza mediante un equipo denominado ONU (Optical Network Unit) que es el encargado de adaptar las señales ópticas y comunicarse con la central (OLT) extrayendo la información destinada al usuario que se conecta a él y separándola del resto de la trama que circula por la fibra.